8 Razones por qué el éxito te elude

“Sea que pienses que puedes o que no puedes, en ambos casos tienes la razón.”

  -Henry Ford

 

La vida nos rodea con tantas cosas, que a menudo olvidamos el fin del juego, o la meta en que nos estamos esforzando. Años se queman de esta manera. Te despiertas después de 3 años en un puesto de trabajo, sin haber sido promovido, y te preguntas qué pasó. ¿Estás destinado a la mediocridad? ¿No sabes cómo seguir adelante en la vida?

Nunca hay respuestas sencillas a esto. Si así fuera, todos seríamos payasos felices, y francamente nadie te dice que puedes resolver todos tus problemas, es más probable que te inyectes  con  falsas esperanzas que finalmente te conducirán a un fracaso.

Así que vamos a dar un paso atrás por un segundo y caer en un par de razones por las que no estás saltando hacia adelante, hacia tus metas. Una vez más, no  hay un plan a prueba de tontos, pero si uno de estos te resulta, toma medidas para corregir o modificar la situación.

1.  No estás dedicando el tiempo suficiente
La primera regla para alcanzar el éxito es que no ocurre por arte de magia de un día para otro. A menudo se necesitan semanas, meses o incluso años para lograrlo. Si piensas que puedes lograrlo  en un par de horas de trabajo y ver los resultados que deseas, piensa otra vez.

Antes de culpar a nada ni a nadie más con tu falta de éxito, hazte la pregunta si has estado el tiempo o has estado tomando atajos? Se honesto contigo mismo. ¿Verdad?

2.  No haces esfuerzos suficientes
Si ser exitoso fuera fácil, entonces ¿no te parece todo el mundo sería un éxito?

Se necesita una cantidad seria de trabajo y esfuerzo para tener éxito. Si quieres perder masa muscular o aumentar de peso, necesitas entrenar duro durante semanas para ver resultados. Si quieres ganar dinero o construir tu negocio, necesitas trabajar duro en ello. Si quieres mejorar en la socialización, es necesario poner el esfuerzo de aprender a mejorar.

Pones el esfuerzo suficiente para conseguir el éxito que deseas?

Personalmente, he escrito más de 250 artículos originales relacionados con el desarrollo personal antes de empezar a ver resultados significativos con mi blog. Teniendo en cuenta que cada artículo es sobre un tema diferente y tiene más de 1000 palabras, es indicativo de que se requiere mucho trabajo – muchos de ellos – antes de ver el éxito.

3.  No estás siguiendo una estrategia comprobada
Incluso  si eres lo suficientemente disciplinado como para dedicar un montón de tiempo y mucho esfuerzo, si no estás siguiendo una estrategia comprobada para el éxito, estás perdiendo tus recursos. Separa tu metas en segmentos más pequeños y luego busca a alguien que ha puesto a punto las piezas por lo que puede determinar qué funciona, y qué no, en tu situación.

Casi todo lo que estás tratando de lograr, hay alguien que ya lo ha hecho antes. ¿Por qué reinventar la rueda?  Verás los resultados mucho más rápido si  tomas un método probado para dar  llegar al éxito y pones tu tiempo y esfuerzo en seguir una estrategia en lo que respecta a tu objetivo. Sin embargo, va a saber que no existe una plantilla así que tienes que hacer un poco el proceso por tu cuenta.

4.  Tienes mal sentido de merecimiento
Lo que quiero decir con esto es que no s sientes que te mereces el éxito que deseas alcanzar.

Si por alguna razón inconscientemente crees que no eres lo suficientemente bueno para el éxito que deseas, o que no has hecho nada para merecerlo, entonces estás tratando de nadar contra la corriente. Ya sabes a dónde vas, pero te estás peleando cada paso del camino, y a veces incluso, saboteando tu propio progreso.

Tu mente subconsciente es como una máquina, y está diseñado para hacer exactamente lo que ha sido programado para hacer. Tu mente subconsciente está programada por tus pensamientos y acciones conscientes. Hábitos buenos y malos residen en tu mente subconsciente y tú sabes por definición que un hábito es una acción automática creada por la repetición consciente.

Por lo tanto… si a través de tus propios pensamientos o condicionamiento social, has programado tu mente subconsciente de una manera que no eres lo suficientemente bueno para lograr el éxito o que no eres merecedor de  lograrlo , siempre vas a estar tú mismo en combate. (Por ejemplo, si siempre te dices “soy un perdedor”, tu subconsciente siempre te guía hacia las cosas que harán que la declaración sea verdad.)

Deja de pensar en los pensamientos negativos y empieza  a reprogramar tu mente subconsciente con pensamientos positivos y de éxito.

5.  No estás dando suficiente valor
Dad y se os dará.

En la mayoría de los casos es necesario dar un valor antes de ver cualquier éxito llegar a ti. Ya sea que tu “dar” es en la forma de entretenimiento, servicios, productos o motivación, no importa. Mientras, estás haciendo una diferencia en la vida de alguien o haces más fácil la vida de alguien… le estás dando valor.

Si no estás viendo el éxito que quieres, pregúntate si estás dando suficiente valor a los demás. ¿Qué se puede hacer para dar más valor? Por ejemplo, da amor de  de alto valor a la gente por dinero (o tiempo), por lo que a mas valor  das, más éxito puede esperar a tener.

6.  Estás abarcando demasiado
Una causa común de la falta de éxito es abarcar demasiado en demasiados proyectos.

Hay decenas de  interesantes métodos y actividades consumidoras de tiempo en cualquier lugar, y es fácil dejarse seducir, tratando de alcanzar más de lo que podemos manejar.. Sólo hay 24 horas en un día y si enfocas tu atención y esfuerzo en muchas cosas quedaras incompetente al empezar.

Tu energía se dispersa al hacer más de un proyectos a la vez, Haz el  trabajo que mejor puedes hacer. Nada más que eso y no diluirás tus habilidades  ni tu éxito tampoco

No trates de ser un aprendiz de todo, conviértete  en un maestro de algo. Haz una cosa, con toda  atención y energía, y hazlo bien.

7.  No estás destacándote
Seth Godin (un popular escritor y autor de best sellers) realmente hace hincapié en la importancia de ser notable con tu negocio y su comercialización. Qué necesitas para sobresalir y ser notable, porque hay  demasiada gente todos tratando de encajar y seguir las mismas aburridas.

Pregúntate a ti mismo:
¿Qué te hace diferente de tus competidores? ¿Es tu producto mucho mejor? ¿Cómo es tu servicio al cliente?

Si no puede responder a estas preguntas de inmediato, entonces quizás es hora de considerar la posibilidad de algunos cambios en tu enfoque y la estrategia.

8. Estás jugando a lo seguro
Si te preocupa lo que el mundo va a pensar de ti y de lo que otros dicen de ti, entonces estas seriamente comprometiendo tus posibilidades de lograr el éxito. Es probable que tomes ruta segura para todas sus decisiones, y por seguro aburrida y con resultados mediocres.

Puedes pensar que la toma de riesgos, sin duda, hace daño a Tu éxito… pero a veces jugar a lo seguro puede hacerle más  daño a tu éxito de lo que piensas.

Ir a lo seguro y adherirse a la misma trayectoria que todos tus competidores por lo producir a resultados aceptables, y en el peor le costará mucho tiempo y dinero. Tomando un riesgo al intentar algo nuevo puede resultar en una pérdida de recursos, como también podría resultar en la ampliación de tu éxito por diez.

No tenga miedo al riesgo de probarte  a ti mismo o al desperdicio de recursos por probar algo nuevo. Si fallas la gente puede reír, Si tienes éxito, la gente te ayudara, te respetara y celebrará contigo.

* Hay una diferencia entre hacer algo arriesgado y algo estúpido. No querrás apostar la granja en unas monedas al aire.

Traducido by Marleny Carreño

Fuente: By Diggy, Dumblittleman.com

Anuncios

Los comentarios están cerrados.