¿Cómo formar triunfadores?


El Banco Mundial considera que hay que priorizar el desarrollo de habilidades cognitivas y socioemocionales para conquistar buenas oportunidades laborales. Reveló resultados de una encuesta a empleadores de Perú

Por Ana Maria Copa Vazquez

Mediante una prueba realizada por sicólogos de la Universidad de Standford  (EEUU) en la década del 60, se puso marshmallows (dulce esponjoso) al alcance de niños de cuatro años de edad. Se les dijo que si lograban esperar un tiempo sin comerse el que se les entregó a cada uno, recibirían otro como premio. Algunos niños superaron la prueba; otros no pudieron resistirse.
A través de ese experimento, los investigadores demostraron la importancia de la autorregulación y consideraron que existe un nexo directo entre la capacidad de retrasar la gratificación y el éxito en la vida.

Tras varios años de seguimiento, descubrieron que los niños que sucumbieron rápido a la tentación de comerse el dulce esponjoso se convirtieron en adultos impulsivos y menos tolerantes a la frustración, tuvieron menores logros laborales y relaciones más inestables.

Por el contrario, los que esperaron y tuvieron mayor autorregulación, se convirtieron en adultos más perseverantes, socialmente más competentes y con mayor éxito laboral.

La autorregulación, entre otras habilidades socioemocionales (como la autodisciplina, perseverancia, adaptabilidad, trabajo en equipo y otras),  es considerada  un factor clave para el desarrollo de una fuerza laboral competitiva y exitosa, asegura el Banco Mundial (BM),  tras enfatizar que hoy en un mundo laboral cambiante no basta la formación y desarrollo de capacidades cognitivas (conocimientos y habilidades de comunicación, numéricas, resolución de problemas,   etc. ).

Según ese organismo, las habilidades socioemocionales se pueden reforzar y enseñar en el hogar y en la escuela y mientras más temprano se inicien será más fácil tener resultados. Este tema fue analizado durante una conferencia virtual, de la que participó D&F, denominada ¿Cómo preparar a la fuerza laboral del siglo XXI? Todo empieza con la primera infancia.

En la oportunidad, Omar Arias, Líder Sectorial de Desarrollo Humano del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela dio a conocer los resultados del estudio Fortaleciendo las Habilidades y la Empleabilidad en el Perú realizado por esa entidad. A la par se difundió el video Más allá del ABC y el 1,2,3: Habilidades para los Peruanos del S.XXI sobre la importancia del desarrollo de las habilidades socioemocionales para fortalecer la empleabilidad laboral.

La investigación del BM analizó las barreras para el acceso al mercado laboral urbano en Perú. El video mostró como los peruanos bien preparados para la economía global del siglo XXI necesitan más que nunca diversas habilidades socioemocionales, además de una buena base de habilidades cognitivas.  Dicho estudio se basa en una encuesta reciente a empleadores de 900 empresas y una encuesta única en América Latina que midió por primera vez las habilidades cognitivas y socioemocionales de la fuerza laboral (a unos 2,700 trabajadores) y como inciden en la empleabilidad .

“Encontramos que al igual que en otros países desarrollados y de ingresos medios como Perú, las habilidades cognitivas y socio emocionales importan por igual para lograr una buena inserción laboral (…) Por ejemplo, la perseverancia, el grado en que la persona lucha por seguir metas de corto y largo plazo, paga tanto en el mercado de trabajo como la habilidad cognitiva”, dijo Arias.

Expertos bolivianos en gestión y capacitación de recursos humanos, coinciden en indicar que es importante formar desde la infancia las habilidades, destrezas y competencias laborales. “Desde una temprana edad se debe incentivar la responsabilidad en el cumplimiento de roles dentro del hogar y el colegio. Eso permitirá que con el tiempo el niño vaya fortaleciendo su personalidad y su liderazgo para convertirse en un buen trabajador o en un potencial emprendedor, señaló René Salomón, director de la Fundación Trabajo Empresa.

Adriana de Souza, gerente de PA&Partners coincide en que las cualidades socioemocionales son también determinantes para poder ser un excelente profesional. “Además de la experticia, muchas empresas exigen hoy altos niveles de competencias para incorporar a nuevos funcionarios a su equipo. Está demostrado que no sólo la experiencia, el nivel de conocimiento, capacitación técnica son los únicos factores esenciales a la hora de desarrollarse en el ámbito laboral”, afirmó.

Hugo Urquizo, gerente de Manpower Bolivia, considera que el potencial humano se ha ido convirtiendo en el principal agente de crecimiento económico. “Se debe adaptar la mentalidad para asegurarse de que contar con el adecuado modelo de capital humano no sólo significa considerar los conocimientos y años de estudio o experiencia laboral. Hay que pensar en las habilidades blandas que también contribuyen con el desempeño y madurez de los individuos: la flexibilidad, la buena comunicación, innovación, resolución de problemas, entre otros”, indicó

http://www.eldeber.com.bo

 

Temas relacionados:

Gestiona bien tu tiempo

Somos la causa y la solución de nuestros problemas

Aprenda a renovar su vida

Anuncios