La atención y la meditación

Debemos realizar investigaciones más a fondo, pero encontramos evidencia firme de que podríamos modificar nuestras mentes para mejorar nuestra capacidad de procesamiento cognitivo – especialmente la habilidad de mantener la atención y la vigilancia – en tan solo semanas”, Fadel Zeidan. (Fuente: SINC)

 

La atención se suele entender como un recurso limitado. Ayuda en la actividad perceptiva, dirigiendo y enfocando la búsqueda y la selección de las informaciones relevantes del entorno para su posterior procesamiento

La falta de atención en el trabajo supone un gran coste para las empresas. Las oscilaciones de la atención en el trabajo se pueden manifestar en variaciones de la productividad, disminución del rendimiento del trabajo y aumento del número de errores por omisión. La falta de atención en el trabajo desemboca en un rendimiento deficiente que puede corregirse con un aprendizaje adecuado.

Presento a continuación varios artículos que abordan investigaciones en torno a la atención y cómo la meditación incide favorablemente en su desarrollo.

La atencion mejora con la meditación

De acuerdo con un estudio publicado en la edición electrónica de la revista PloS Biology, tres meses de riguroso entrenamiento en meditación conducen a un profundo cambio en cómo el cerebro adjudica la atención.

Parece ser que la capacidad de liberar los pensamientos que surgen en la mente libera al cerebro para prestar atención a cosas rápidamente cambiantes y a acontecimientos que suceden en el mundo que nos rodea, afirmó el principal autor del trabajo, Richard Davidson, profesor de psicología y psiquiatría de la Universidad de Wisconsin en Madison. Los meditadores expertos, dijo, son mejores que otras personas para detectar esos estímulos en rápido cambio, como las expresiones faciales.

Ron Mangun, director del Centro para la Mente y el Cerebro, de la Universidad de California en Davis, que no estuvo involucrado en el estudio, evaluó el trabajo como “excitante”.

“Ofrece evidencia neurocientífica que explica cambios en los mecanismos del cerebro a través del entrenamiento -afirmó-. Sabemos que podemos aprender y mejorar nuestras capacidades de todo tipo a través de la práctica. Pero demostrarlo en el contexto de la meditación es interesante y novedoso.”

Investigaciones recientes mostraron que la meditación es buena para el cerebro. Parece aumentar la materia gris, mejorar el sistema inmunológico, reducir el estrés y promover una sensación de bienestar. Pero Davidson dijo que éste fue el primer estudio que analiza de qué modo la meditación afecta la atención.

En el experimento, un grupo de voluntarios meditó entre 10 y 12 horas diarias durante tres meses, mientras el grupo de control hacía lo mismo durante 20 minutos diarios.

Los registros electroencefalográficos indicaron que, cuando se les mostraban rápidamente dos números, los meditadores menos experimentados tendían a ver el primero y no el segundo; en cambio, los más experimentados veían ambos. Se pensaba que ese efecto del cerebro era una propiedad del sistema nervioso, pero este estudio muestra que se puede cambiar con la práctica.

http://www.lanacion.com.ar

 

La meditación mejora la atención y el autocontrol

 

La práctica diaria de una forma concreta de meditación mejora la atención y el desempeño cognitivo y emocional, según un estudio que publicó la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

La publicación, Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS por su sigla en inglés), indica que el método denominado capacitación integradora de mente y cuerpo permite controlar los pensamientos sin esfuerzo, según el trabajo de un equipo de la Universidad Dalian en China. Además “promueve un estado de alerta descansada que permite un alto grado de conciencia del cuerpo”.

Los investigadores, encabezados por Yi-Yuan Tang, del Instituto de Neuroinformática y el Laboratorio de Cuerpo y Mente en esa universidad, realizaron sus experimentos con 80 estudiantes, 44 de ellos hombres, con una edad media de 21,8 años. Los científicos separaron a los estudiantes, al azar, en dos grupos de 40 cada uno, y a uno de los grupos se les dio durante cinco días, en sesiones de 20 minutos, instrucciones de este método de meditación desarrollado en los años 90 y cuyos efectos se han estudiado en China desde 1995.

“El control del pensamiento se logra gradualmente con la ayuda del tutor, mediante la postura y la relajación, la armonía de cuerpo y mente, en lugar de que el instruido emprenda una lucha interna para controlar los pensamientos”, señalaron los científicos chinos.

Tanto el grupo experimental como el resto, al que no se le dio ningún tipo de adiestramiento sobre ese sistema, fueron sometidos a pruebas antes y después, con objeto de evaluar su capacidad de atención y su estado de ánimo. Los investigadores encontraron un mejoramiento en varios niveles de la actividad y la condición mental y emocional de los participantes que fueron formados. La “conclusión razonable” es que con cinco días de práctica de la meditación integradora se logran mejorías en los niveles de “atención, la cognición, la emoción y la reacción al estrés”, señala el artículo.

Otra conclusión de este estudio es que “la cantidad de tiempo que los participantes dedica cada día a la meditación, más que el número total de horas de práctica de meditación a lo largo de la vida, es lo que afecta el desempeño en las tareas que requieren atención”

http://www.universidades.com

 

Mejora el estado de alerta con meditación

Es más efectiva que la cafeína

NUEVA YORK (The New York Times).- Habitualmente se piensa que la meditación ayuda a las personas a sentirse con más energía y con una mayor capacidad de concentración, pero ¿son mensurables estos beneficios?

Un nuevo estudio sugiere que esto es posible. Cuando los investigadores testearon la capacidad de alerta de voluntarios, hallaron que la práctica de la meditación demostró ser más efectiva que dormir una siesta, el ejercicio o la cafeína. Los resultados fueron presentados recientemente en una conferencia de la Sociedad de Neurociencias.

Los investigadores, dirigidos por Prashant Kaul de la Universidad de Kentucky, tomaron a 12 estudiantes que no habían practicado meditación previamente y les enseñaron las técnicas básicas en dos cortas sesiones. Entonces, durante varias semanas, se les pidió que participaran de tests que medían habilidades como la velocidad de reacción. Los tests consistían en una serie de indicaciones visuales que se mostraban en una pantalla y ante las cuales los voluntarios debían reaccionar presionando distintos botones.

A los voluntarios se les pedía que realizaran estos tests después de comer, cuando las personas tienden a tener somnolencia. Los realizaban antes y 40 minutos después de meditar, dormir una siesta, hacer ejercicio o tomar cafeína. Los que dormían la siesta obtuvieron los peores resultados, presumiblemente debido a la “inercia del sueño”, dijeron los investigadores.

La cafeína ayudó, pero el ejercicio fue impredecible.

Estudios previos habían encontrado que las personas están despiertas mientras meditan, pero sus cerebros experimentan cambios similares a los patrones presentes durante el sueño. Algunos estudios hallaron que las personas que meditan dicen tener menos sueño, por lo que los investigadores decidieron estudiar si la meditación podría servir para algunas de las funciones del sueño. Y los recientes resultados parecen confirmarlo. .

Eric Nagourney

http://www.lanacion.com.ar